Continuidad de la reforma. Columna de Gustavo Soto, Rector U. Arturo Prat publicada en el diario La Estrella de Iquique el jueves 25 de Enero de 2017 | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contrase帽a asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesi贸n

Continuidad de la reforma. Columna de Gustavo Soto, Rector U. Arturo Prat publicada en el diario La Estrella de Iquique el jueves 25 de Enero de 2017

Continuidad de la reforma

Columna de Gustavo Soto, Rector U. Arturo Prat

 

Ya van casi diez años, desde que un grupo de ciudadanos, integrados mayoritariamente por estudiantes universitarios, salieron a las calles para demandar una reforma al sistema de enseñanza, que permitiera establecer un nuevo orden, privilegiando el sentido meritrocrático, por sobre el interés comercial.

Con algunas diferencias, tanto desde el Poder Legislativo, como desde las Universidades Públicas, hemos podido empujar un proceso, que, a todas luces, ha favorecido a miles de familias, que gradualmente han alcanzado gratuidad en la enseñanza.

Hoy, ad portas del saliente gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y a tan solo tres días de conocer el nuevo gabinete que acompañará al electo Primer Mandatario, Sebastián Piñera, como Rector de la Universidad Arturo Prat, espero que la nueva administración, establezca una línea de continuidad, en los objetivos alcanzados en el ámbito de la educación.

La gratuidad en educación, como un derecho universal, sin lugar a dudas, permitirá construir un Chile más equitativo, favoreciendo que jóvenes puedan desarrollarse con herramientas sólidas, en un mundo globalizado.

Esperamos que esta perspectiva sea recogida por quienes dirigirán el país en los próximos años, primando el sentido común y la necesidad de dejar las diferencias políticas de lado, bajo la aspiración de tener un mejor Chile.

Como siempre, la Universidad Pública de la Primera Región, como es la UNAP, tendrá las puertas abiertas para servir como espacio de consenso y disenso, frente a las legítimas posturas de cada sensibilidad política.

Hoy como chilenos y tarapaqueños, debemos unirnos en torno a la construcción de un país más justo, teniendo como piedra angular, la entrega de un sistema educacional, que favorezca el intelecto de las personas, por sobre el valor económico.

Así lo entendieron aquellas naciones, como Alemania o Corea del Sur, que, desde las ruinas, pudieron erigirse como sociedades industrializadas y que hoy son referentes mundiales de la competitividad y equidad.

 

Fuente: http://www.estrellaiquique.cl/impresa/2018/01/25/full/cuerpo-principal/11/