Ley de Universidades Estatales II. Columna de Arturo Flores Franulic, Rector U. de Tarapac√°, publicada el jueves 6 de julio en La Estrella de Arica | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contrase√Īa asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesión

Ley de Universidades Estatales II. Columna de Arturo Flores Franulic, Rector U. de Tarapac√°, publicada el jueves 6 de julio en La Estrella de Arica

Ley de Universidades Estatales II

Arturo Flores Franulic, Rector U. de Tarapacá

 

Al finalizar la columna publicada el día 22 de Junio, concluí que era indispensable redefinir la relación Estado-universidad estatal, en un sistema de provisión mixta de la ES y no bajo una lógica de mercado como se ha desarrollado hasta ahora. Para ello es necesario establecer una política pública clara, precisa y transparente que sostenga esta nueva relación.

Se valora, en ese contexto, el envío del Proyecto de Ley cuyo propósito es mejorar la gestión y  potenciar la calidad de las universidades estales a través de un nuevo marco jurídico que sostenga y aumente los estándares que estas universidades ostentan en la incansable labor que desarrollan en pro del mejoramiento social, científico, cultural, artístico, tecnológico y económico del país y sus regiones.

A lo anterior yo sumaría la real oportunidad que ahora se abre para que estas instituciones puedan modernizar y flexibilizar sus estatutos que datan de casi 36 años, garantizando la participación de la comunidad universitaria organizada en ciertos cuerpos colegiados que el proyecto de ley establece claramente, posibilitando así la formalización de la opinión responsable de estudiantes y funcionarios en la construcción de una real universidad.

Por otro lado, resulta evidente que nuestro país no puede tener un desarrollo sustentable sin que se desarrollen, en el mismo sentido, sus regiones. Las universidades estatales regionales deben contribuir fuertemente a este aspecto, instalando una lógica de colaboración excluyendo totalmente la competencia entre ellas, respetando su autonomía, abriendo espacios genuinos de participación en su gobernanza y fomentando la movilidad estudiantil y académica, fundamentalmente entre las universidades regionales. Las Universidades del Estado deben ser garantes de genuina diversidad, inclusión, calidad y verdadera preocupación por los grandes temas del país.

Esta Ley es una oportunidad única para que el Estado retome el rol que le corresponde y que no debió haber perdido nunca.

Fuente: http://www.estrellaarica.cl/impresa/2017/07/06/full/cuerpo-principal/11/