"Nunca hemos pedido que se fortalezca a nuestras instituciones en desmedro de las del G9‚ÄĚ | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contrase√Īa asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesión

Héctor Gaete, Rector de la Universidad del Bío-Bío

"Nunca hemos pedido que se fortalezca a nuestras instituciones en desmedro de las del G9‚ÄĚ

Palabras clave:
Imagen de noticia
Foto: Diario El Sur de Concepción

En los días previos a la sesión del Cuech y del Cruch en Concepción, la autoridad académica fija posición y proyecta los avances de la nueva legislación.

16.07.2017. Concepción. El próximo jueves 27 de julio, la Universidad del Bío-Bío (UBB) recibirá en su sede Concepción la sexta sesión plenaria del Consejo de Rectores (Cruch) durante este año, luego de la sesión extraordinaria de este martes en Santiago.

Sesión que estará marcada por el proceso de discusión del proyecto de ley de reforma al sistema de Educación Superior y fortalecimiento a las universidades estatales. Mientras el primero deberá ser votado por la Cámara de Diputados para iniciar su segundo trámite legislativo a un año de su ingreso, el segundo recién inicia su discusión en la comisión de Educación de la Cámara Baja.

Héctor Gaete Feres, rector de la UBB y anfitrión del encuentro, analiza el presente de la discusión tanto al interior del Cruch como a nivel legislativo, antes de que la casa de estudios tome un receso de una semana tras el término del primer semestre académico.

"Yo le dije a usted en alguna conversación que muchos actores relevantes en esta discusión piensan que si va a salir, acto seguido le dije que no estoy seguro de que así sea. Otra cosa es la intención que uno pueda tener, la cual tiene el Gobierno y tenemos algunos actores del mundo de la Educación Superior, pero la realidad tiene que comprenderse en el sentido de que el Parlamento tiene el derecho de debatir los proyectos con profundidad", inicia.

-¿Siente usted que la discusión que se ha dado en el Parlamento ha sido la correcta? ¿Considera usted que ha existido ignorancia de algunos sectores a la hora de hablar sobre Educación Superior?

-Si existen personas que jueguen a retrasar esto por razones ideológicas, pero debemos tener respeto por las instituciones tanto la ciudadanía como los distintos grupos de interés. No me preocupa el tiempo que se tome el parlamento, sino que me preocupa el atrincheramiento ideológico que se puede dar en esta como en otras discusiones. Uno puede ver sistemáticamente atrincheramientos en varias discusiones, retrasando importantes procesos para el país. No es correcto que las ideologías estén por sobre el bien común de Chile. Puede que no haya profundidad en el conocimiento del funcionamiento de cada universidad, pero la ignorancia temática es mínima.

-El domingo pasado a través de una columna publicada en este medio, expuso que la ley de universidades estatales incomoda a algunos sectores desde una mirada ideológica, competitiva y social. ¿Cuál es el trasfondo de todas las críticas que han surgido respecto a la reforma al sistema y la legislación para las instituciones estatales?

-Contrario a lo que la mayoría piensa, yo creo que no se ha superado la profunda división ideológica chilena que instaló la dictadura y eso queda de manifiesto en esta discusión. No hay tal amistad cívica en Chile; cada vez que conversamos de las bases esenciales del planteamiento neoliberal, la tensión es brutal. Si levantas un proyecto de universidades estatales, hay grupos que lo miran como una amenaza ideológica y suponen cosas que no existen. Mis compañeros y amigos del G9 (Universidades Públicas no Estatales del Cruch) piensan que esta ley es una amenaza, ya que generaría una atención preferencial a las Ues. del Estado. Nunca hemos pedido que se fortalezca a nuestras instituciones en desmedro de las del G9, lo que ha sido señalado públicamente por las autoridades y demás rectores. Es ilógico que se critique al Estado relacionarse con sus universidades, ¿se imagina que yo le dijera a los rectores de las universidades católicas que no pueden dialogar con Ezzati o la conferencia episcopal?". Tiene tan poco sustento ese argumento, que por eso escribí dicha columna: hay personas que buscan que no se aprueben los proyectos, que pase luego este Gobierno y eso será malo para Chile, que el Estado no defina la relación con sus instituciones.

-¿Esta división se extrapola al interior del Consejo de Rectores?

-En la expresión pública del Cruch, como cuerpo colegiado, hay acuerdo unánime de que debe haber reforma al sistema educacional; en las acciones cotidianas hay diferencias. Creo que hay algunas personas al interior del Cruch que prefieren que las cosas se mantengan como están. Varios de ellos han sido transparentes con sus planteamientos, como lo ha hecho el rector de la Pontificia Universidad Católica, Ignacio Sánchez. Estas personas están junto a quienes se atrincheran ideológicamente o con aquellos que sienten una amenaza de que la cuota de mercado se les pueda acabar. Respeto sus opiniones, pero no estoy de acuerdo ya que piensan en su institución o aproximación ideológica, y no en el colectivo, no en el país.

-Con este escenario, ¿cree usted que se aprobará el proyecto de fortalecimiento a las Universidades del Estado, en virtud de que a un mes de su ingreso la discusión ha sido menor?

-Sé que se ha discutido lentamente. El senador Quintana dijo públicamente que no se iba a aprobar el proyecto. No hay seguridad en que ocurra. Creo que debe aprobarse y pienso que está por verse. El atrincheramiento no es light, sino que da cuenta de profundas diferencias entre chilenos que se mantienen. Un precandidato presidencial decía que se debía superar la tensión entre Allende y Pinochet; algo de razón tenía.

-¿Y qué ocurrirá con el proyecto de ley que se votará mañana en la Cámara Baja?

-Si no se aprueba el proyecto de ley general el Estado seguirá desprotegiendo los sueños de la familia chilena. No existe regulación en calidad y lucro para la mayoría de las instituciones; imagínese que hoy la matrícula técnica es la mayor y no existe un marco dentro del cual actúen estas instituciones. La educación no debe ser un bien de consumo, como por ejemplo lo piensa el ex presidente Sebastián Piñera, con quien no estoy de acuerdo en sus planteamientos.        

Fuente: Diario El Sur de Concepción. Domingo 16 de Julio de 2017 http://www.elsur.cl/impresa/2017/07/16/full/cuerpo-principal/6/

 

Foto: Diario El Sur de Concepción