Ingeniero de U. de Magallanes desarrolló software inclusivo para niños con parálisis cerebral | Consorcio de Universidades del Estado de Chile
Ingrese su nombre de usuario Consorcio de Universidades del Estado de Chile.
Ingrese la contraseña asignada a su nombre de usuario.

Inicio de sesión

Trabajó con Centro de Rehabilitación

Ingeniero de U. de Magallanes desarrolló software inclusivo para niños con parálisis cerebral

Palabras clave:
Imagen de noticia
Diego Muñoz, creador del software, espera que la aplicación pueda evolucionar de otras maneras interesantes como la interacción con otras áreas del cuerpo y la inclusión de artefactos de movimiento como las sillas de ruedas

Se trata de una aplicación dirigida a los pacientes infantiles con parálisis cerebral que busca trabajar su motricidad y, de esta forma, ser útil en las rutinas de rehabilitación que viven a diario. Por ello, la dinámica la programó en base a un juego, donde los usuarios deben dar movimiento con los brazos para dar con los blancos que aparecen a lo largo del recorrido tridimensional brinda la tecnología de la realidad virtual.

 

18.05.2017. Punta Arenas. Diego Muñoz Alvarado se acaba de titular de Ingeniero Civil en Computación e Informática de la Universidad de Magallanes gracias a un software de realidad virtual que desarrolló en su proyecto de título y que, hace unos días atrás, entregó, en forma de retribución, al Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur de Punta Arenas, con quienes trabajó codo a codo la generación de la iniciativa.

Se trata de una aplicación dirigida a los pacientes infantiles con parálisis cerebral del establecimiento (15% de los niños que atiende la institución), que busca trabajar su motricidad y, de esta forma, ser útil en las rutinas de rehabilitación que viven a diario. Por ello, la dinámica la programó en base a un juego, donde los usuarios deben dar movimiento con los brazos para dar con los blancos que aparecen a lo largo del recorrido tridimensional brinda la tecnología de la realidad virtual.

“Los elementos con los que el usuario puede interactuar son botones adaptados a realidad virtual, es decir, son elementos de interfaz gráfica que pueden ser vistos en un entorno de 360 grados y seleccionados cuando hacemos contacto con nuestras propias manos virtuales gracias a la tecnología de Leap Motion, o de detección de movimientos”, explicó Diego ante los profesionales del Centro de Rehabilitación y los académicos del Departamento de Computación de la UMAG, al momento de la entrega formal del software que, a partir de ahora, quedará a disposición del equipo de terapeutas del recinto de salud.

Un aporte a la inclusión

Para llegar a la idea final, el hoy ingeniero civil en Computación e Informática, se interiorizó a fondo sobre las patologías atendidas en el Centro recibiendo orientación de parte de la Unidad de Investigación y Desarrollo liderada por el kinesiólogo, Patricio Barría.

Tras eso, pudo identificar al público objetivo, que fueron los niños diagnosticados con parálisis cerebral. “Se focalizó el esfuerzo del proyecto en niños que posean esta patología, debido a que presentan una mejora al someterse a sesiones kinesiológicas, ya que no todas las patologías son similares, porque que tienen diferentes limitaciones”, planteó en su tesis. De ahí, que se acercó a la posibilidad de realizar una aplicación inclusiva que, finalmente, se convirtió en un prototipo testeado de manera exitosa en los mismos usuarios del Centro de Rehabilitación.

“Los resultados fueron bastante buenos. Los mismos niños con parálisis cerebral podían utilizarlo, lo cual era el gran impedimento principal, debido a que no todos los niños, incluso con la misma patología, pueden realizar los mismos movimientos. En particular, se utilizó el de brazo-codo para que todos los niños pudiesen hacerlo ya que es bastante básico, lo que les  empezó a ayudar en el movimiento del brazo y sabemos que cualquier mejora, en cualquier ámbito, siempre es buena”, enfatizó, refiriéndose a las conclusiones del estudio.

De esta forma, el entonces estudiante sostuvo que la aplicación logró concretarse como una herramienta que realmente podían utilizar los niños con parálisis cerebral, permitiendo un acercamiento a la rehabilitación de sus extremidades con la capacidad de Leap Motion, o detección de movimiento y la realidad virtual a través de los lentes Oculus Rift. Junto con ello, agregó que “la aceptación del público convirtió el prototipo en una idea interesante, ingeniosa y plausible para ser estudiada en profundidad con metodología médica”.

Para el director ejecutivo de la Corporación de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, Asterio Andrade, el software donado por el profesional recién titulado “es un producto más que desarrolla la Universidad de Magallanes a través de alumnos tesistas que son un aporte para la comunidad regional, ya que el conocimiento que ellos traen permite la generación de una aplicación que va a ser de directa ayuda para niños y adultos en situación de discapacidad de la región”.

Ahora Diego Muñoz no descarta patentar el juego y espera que la aplicación pueda evolucionar de otras maneras interesantes como la interacción con otras áreas del cuerpo y la inclusión de artefactos de movimiento como las sillas de ruedas.

Fuente: Comunicaciones U. de Magallanes 

Diego Muñoz, creador del software, espera que la aplicación pueda evolucionar de otras maneras interesantes como la interacción con otras áreas del cuerpo y la inclusión de artefactos de movimiento como las sillas de ruedas